Germany bookmaker bet365 review by ArtBetting.de

UK Bookmaker English BET365 review by ArtBetting.co.uk

¿Nuevas Oportunidades? Ponga su Actitud Ganadora en Acción

 

Quisiera contarles una pequeña historia que se relaciona profundamente con nuestra vida personal y profesional: Un excursionista se había perdido en una zona montañosa. No había señales de vegetación ni mucho menos de algún río que pudiera aplacar su sed de largas horas de caminata. El Sol era implacable. De pronto a lo lejos cerca a una quebrada, pudo divisar una pequeña cabaña. Conforme iba acercándose a la misma, pudo reconocer que esta se encontraba abandonada, tenía el techo roto y sin ventanas. Exhausto se dejó caer en uno de sus muros, el cual le proporcionaría algo de sombra. Mirando alrededor descubrió una pequeña bomba de agua, muy oxidada. Intrigado, decidió tirar de la manivela y bombeó, bombeó, bombeó y bombeó…. pero no salía agua..!! Entristecido se tiró al piso a descansar y observó extrañado que había a su lado una pequeña botella sucia. La limpió y pudo leer en ella una nota que decía:

"Si desea agua, primero debe vaciar el contenido de esta botella en el interior de la bomba. Luego, antes de irse, tenga la gentileza de dejarla llena nuevamente"

El hombre extrañado de tan raro mensaje desenroscó la tapa de la botella, y en efecto encontró agua en ella. De repente tenía ante sí un gran problema. Si bebía de la botella posiblemente podría sobrevivir ese día, pero no sabía cuando podría volver a encontrar agua y lo que es peor, seguía perdido en las montañas.!!. Si vertía el líquido en la bomba quizás nunca saliese el agua que la nota prometía y se moriría de sed, o quizás sí, quizás saldría agua fresca y fría y podría guardar la suficiente para el resto de su viaje hasta que encontrara un lugar civilizado. ¿Qué tendría que hacer?

¿Debería perder el agua de la botella obedeciendo las instrucciones de un desconocido a la espera de encontrar agua fresca o aprovechar el momento y saciar su sed en ese instante..?

Algo en su interior le decía que no lo intentara, que fuese a lo seguro, que se tomara el agua de la botella, repusiera energías descansando un poco y que siguiese el viaje como hasta el momento lo había venido haciendo. Sin embargo, muy dentro suyo sentía que si lo hacía, después se sentiría muy mal consigo mismo, por haber sido cobarde y no querer arriesgar. Toda su vida le había temido al riesgo y por eso había perdido muchas oportunidades. ¿Sería esta una más que tendría que desperdiciar?


Lleno de dudas, derramó poco a poco el agua de la botella dentro de la bomba, viendo como desaparecía lentamente en su interior. Tomó la manivela y empezó a bombear, bombear y bombear. Nada extraño sucedía, la bomba seguía vacía. Exhaló un gran suspiro. Desalentado, siguió bombeando, cada vez con menor fuerza pero sintiendo que había tomado una decisión y debería seguir hasta el final. De pronto la bomba empezó a rechinar muy fuerte y despacio, casi imperceptiblemente, un pequeño hilo de agua se deslizó por su interior, este fue aumentando en cantidad hasta que finalmente llenó toda la bomba. El agua no dejaba de aumentar en su presión. Maravillado, el hombre siguió bombeando con mas fuerza. El líquido corría en abundancia. Agua fría, fresca y cristalina. Bebió ansiosamente hasta que no pudo tomar más, llenó todos los recipientes que pudo encontrar para cargarlos durante su viaje y antes de irse lleno la botella nuevamente para el próximo viajero que la encontrara y escribió sobre el mensaje:

"NO TENGA MIEDO. CREAME QUE FUNCIONA, USTED DEBE DAR TODA EL AGUA ANTES DE PODER OBTENERLA NUEVAMENTE"

La vida es un conjunto de oportunidades y desafíos que pocas veces nos animamos a descubrir. Desde pequeños nos acostumbramos a evitar el riesgo. Es más, nuestra formación y cultura nos enseña a evadir este tipo de situaciones por considerarlo peligroso. Sin embargo, ‘EL QUE NO ARRIESGA, NO GANA’. Este simple postulado guarda una gran sabiduría, por ello es necesario prepararnos emocionalmente para asumir que cualquier problema es una oportunidad a descubrir nuevos horizontes. Cuando nos permitimos salir de nuestra ‘zona de comodidad’ - lo que en palabras del conferencista Stephen Covey implica ‘ir más allá de lo que conocemos’ - descubrimos capacidades que normalmente ignoramos de nosotros y que evitan explotar el increíble potencial que guardamos en nuestro interior.

Las personas que evitan el riesgo están fomentando inconcientemente un comportamiento mediocre ya que se impiden evolucionar y crecer. El crecimiento en todos sus aspectos (personal, financiero, familiar, emocional, etc) implica cierto nivel de dolor. Pero dicho dolor es momentáneo y transitorio, hasta que aquello que lo provoca va formando lentamente parte de nuestra nueva vida. Piense por un instante en la persona que va a un gimnasio después de muchos años. Indudablemente, los primeros días de training serán una tortura y deseará no haber empezado nunca con la rutina. En el trayecto, muchos abandonarán nuevamente el ejercicio por considerarlo ‘demasiado’ para ellos. Mentalmente se dirán que ‘no podrán lograrlo.’
Sin embargo, las personas que luchan y perseveran en el esfuerzo, verán que lentamente el dolor va desapareciendo y que los ejercicios se van volviendo parte de una práctica. Con el tiempo ni se acordarán lo mucho que sufrieron al inicio.

Lo mismo sucede en las diferentes áreas de la vida en la que es necesario arriesgar. Al inicio el dolor es muy fuerte, pero las personas decididas en perseverar y lograr sus objetivos vencerán dicho sufimiento para encontrarse con nuevos horizontes.

Las oportunidades no pasan constantemente por la vida. Muchos podrán afirmar que ni siquiera han visto remotamente que se les acercase alguna. Pero entonces la pregunta sería ¿estamos lo suficientemente preparados como para reconocerlas? Las oportunidades no pasan por casualidad. En la vida necesitamos fabricarlas, salir en busca de ellas, animarnos en ir a su encuentro. No basta solo con un pensamiento positivo y una actitud ganadora. Es necesaria también la ACCION. Esta palabra puede significar el gran cambio en su destino. Recuérdelo todos los días.

 

Oscar Bastidas Valenzuela
C.E.O. GRUPO OBB

 

 

 

Copyright © 2013. OBB Consulting

Premium templates by bigtheme.org